El final de Sancho Panza y otras suertes – Andrés Trapiello

No podía ser otro más que Andrés Trapiello. Alguien que ha demostrado que siente una especial reverencia por D. Miguel de Cervantes, ese genio manco poco reconocido por sus desagradecidos compatriotas. Porque hace falta querer mucho a nuestra primera novela para preguntarse qué es lo que sucedió después que Alonso Quijano muriera. Y eso lo hizo, con todo el respeto hacia el original, igual que su versión en castellano actual, Andrés Trapiello.

En el prólogo de la novela que nos ocupa, el propio Andrés Trapiello reconoce que no es posible hacer una novela de D. Quijote. Y es que, como él mismo entiende, Cervantes mató al lúcido loco para que nadie pudiera volver a hacerle andar como espantajo, algo que ya hizo el pérfido Avellaneda, fuera quien fuese. Pero sí que es posible plantearse qué pasó después de que el ilustre manchego muriera. Parte de ello nos lo relató ya Andrés Trapiello en Al morir Don Quijote. En ella, la sobrina de D. Quijote, Antonia, se casa con Sansón Carrasco y, después que este reciba una carta de un tío suyo que está en el Perú y que se ha enriquecido allá, Sansón y Antonia deciden marchar a las Américas. Y convencen a Quiteria, el ama de D. Quijote, y al propio Sancho Panza para que les acompañen en el viaje. Aquí termina Al morir Don Quijote. La novela que nos ocupa es la continuación de Al morir Don Quijote y nos relata todas las aventuras que nuestro grupo de amigos, porque amigos nuestros son después de tantas hazañas juntos, pasan hasta llegar al lado del tío de Sansón Carrasco. No voy a contar nada más, que entonces le fastidio la novela al que, movido por esta reseña, la quiera leer.

Parece como si Andrés Trapiello, después de la gran fazaña (seguro que a él le gustará que lo escriba así) de transcribir El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha al español actual, se hubiera impregnado del espíritu de Miguel de Cervantes. Pues trata a sus personajes con igual mimo que nuestro Manco de Lepanto y a ratos muestra la misma retranca que Cervantes. Incluso pareciera que se está leyendo algún autor del Siglo de Oro alguna vez. El autor añade muchas tramas secundarias que aprovecha para introducir en ellas a los personajes secundarios de la obra cervantina. De ese modo también se nos plantea qué es lo que sucedió con estos personajes. Así, sucede que los propios marqueses de la segunda parte del Quijote pasan a ser virreyes del Perú en la obra de Trapiello. Esta forma de hilar tramas secundarias en la trama principal de los cuatro personajes más apegados a Don Quijote (Antonia, Quiteria, Sancho y Sansón) nos recuerda mucho el recurso cervantino de la primera parte de El Quijote.

En resumen, una novela respetuosa al máximo con la novela de Cervantes y que consigue hacernos creer en muchas ocasiones que estamos leyendo una continuación de la misma, pero de mano del propio Cervantes. Eso sí, en algún momento he creído descubrir algún que otro localismo leonés, absolutamente perdonable. Al fin y al cabo, Trapiello es leonés… No tengo más que decir que: ¡Chapó, maestro! Mi nota: 9.

andres-trapiello

 

He leído la novela en la siguiente edición: TRAPIELLO, Andrés (2014), El final de Sancho Panza y otras suertes. CÍRCULO DE LECTORES (Barcelona, 2014) ISBN 978-84-672-6252-0.

Publicado en Libros, Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Mendizábal (Episodios Nacionales, 3ª Serie, 2) – Benito Pérez Galdós

Galdós nos ha relatado en la anterior novela de la serie, Zumalacárregui, el trasfondo en que se mueve el país en esta serie, con las Guerras Carlistas en plena ebullición. Así que, una vez dibujado el lejano decorado, D. Benito nos traslada a Madrid para hacernos ver qué se está cociendo en la capital, pero con el eco de los cañones dejándose oír de vez en cuando.

La novela comienza con la llegada a Madrid, procedente de París, de Fernando Calpena, personaje que nos servirá de guía a lo largo de esta serie como nos sirvieron los anteriores Gabriel de Araceli y Salvador Monsalud. Desde el mismo momento de su llegada a Madrid, Calpena es protegido por una persona desconocida, con toda seguridad una mujer. Su protector se encarga de que vista adecuadamente, le procura un hogar más que decente en una pensión madrileña y le proporciona a través de sus influencias una colocación como secretario del propio primer ministro Mendizábal. Incluso, llegado el momento, hace que un compañero de su pensión al que Calpena se apega mucho al comienzo, Pedro Hillo, se convierta en una especie de guía y conciencia. Calpena conocerá a una jovencita, protegida de Mendizábal, de la que se enamorara a la manera romántica y que le llevará a la perdición.

La novela nos presenta el tránsito que Fernando Calpena hace desde su primigenio clasicismo al romanticismo más extremo. En realidad, encarnado en Calpena, Galdós nos está presentado el cambio de un paradigma en la sociedad, que en los años 30 del siglo XIX pasó de seguir las ideas trasnochadas del clasicismo francés, al más candente Romanticismo, importado, como el propio Mendizábal, de Inglaterra. Por la novela desfila, en calidad de amigos de Calpena, lo más granado de lo que en breve tiempo se convertirá en la vanguardia de los románticos: Bretón de los Herreros, Larra, Hatzenbusch… A la vez, como es costumbre en Galdós, nos irá contando cómo Mendizábal tiene que gestionar el país que le ha tocado en suerte, intentando dar dinero para que el ejército del norte, capitaneado por Córdova, derrote a los carlistas, y sacándolo de debajo de las piedras… Para ello, y con el fin de dar tierras a los agricultores, llevaba en su bolsillo su célebre desamortización que le costó su puesto de primer ministro. La caída de Mendizábal también tendrá que ver con la caída en desgracia de Calpena…

En resumen, un buen retrato de una sociedad en plena ebullición y de la va surgiendo un nuevo modo de pensamiento y una nueva manera de afrontar la vida: el Romanticismo. Mi nota: 8.

pc3a9rez_galdos2

He leído la novela en el siguiente tomo: PÉREZ GALDÓS, BENITO (1898). Mendizábal (En Episodios nacionales, tercera serie I, Cristinos y Carlistas). Círculo de Lectores, S.A. ISBN: 978-84-672-2823-6.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Las horas distantes – Kate Morton

No conocía de nada a esta autora inglesa y su lectura ha sido todo un descubrimiento para mí. Una buena historia que te engancha desde el principio y que contiene algo truculento es su principal componente. Es verdad que utiliza mucho un recurso muy manoseado por la literatura actual, como es el mantener dos historias paralelas en distintos momentos del tiempo. Pero se le puede perdonar en virtud de hacer la novela más interesante.

La historia comienza con la recepción de una carta extraviada durante más de cuarenta años por parte de la madre de Eddie, una editora de libros londinense. La turbación de la madre hace que Eddie intente averiguar sus causas. En sus pesquisas, tropieza con Midlehurst Castle, lugar donde su madre fue acogida durante los bombardeos de Londres en la II Guerra Mundial y que está habitado por las tres extrañas hermanas Blythe. La menor de ella parece que es víctima de una enfermedad nerviosa causada por un desengaño amoroso en el que la madre de Eddie tendrá mucho que ver. Además, en el desarrollo de esa historia amorosa estará enredado también el padre de las tres hermanas, Raymond Blythe, y su novela La verdadera historia del Hombre de Barro, una de las novelas favoritas de Eddie desde pequeña, gracias a su madre. El círculo se cierra así, dejando el misterio servido.

La novela tiene la perfecta ambientación de las novelas góticas del siglo XIX, pero con una trama del siglo XXI. Gran parte de la misma transcurre en Midlehurst Castle, mansión que parece tomar vida en muchas ocasiones, dando ese toque de novela gótica al que me he referido antes. A veces, uno parece estar leyendo alguna de las más inquietantes páginas de Cumbres Borrascosas. Al final, todo se trata de una lucha por parte de Eddie de conocer más a su madre a través de su historia en dicho castillo. Porque conociendo a su madre, Eddie será capaz de saber por qué siempre se ha llevado mal con ella y por qué su familia es tan distinta de la que tiene su tía, la hermana de su madre. Como en todas las novelas de este corte, el final es muy distinto al que se podría esperar… Para saberlo, ya sabéis, a leer el libro, que hay que subir el nivel de lectura del país.

En resumen, una buena novela que te engancha desde el principio, con toques de novela gótica y algún que otro recurso literario demasiado manido. Mi nota: 7,5.

kate-morton

He leído el siguiente volumen: MORTON, KATE (2010), Las horas distantes (trad.de Luisa Borovsky). Santillana Ediciones Generales, S.L. (Madrid, 2012) (en colección Suma de Letras). ISBN 978-84-8365-251-0.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El abuelo que se tiró por la ventana y se largó – Jonas Jonasson

La verdad es que no tenía planeado en absoluto leer esta novela. Sin embargo, alguien me la dejó y me dijo que era muy buena. No suelo hacer caso a los que hacen eso, pero quien me lo dijo era de fiar, así que, en contra de mis costumbres alteré el orden de lectura. Y he de decir que no me defraudo en absoluto.

La novela es un tanto surrealista, y de tan surrealista que es, se tiene asegurada la risa de las situaciones tan descabelladas que se presentan. Un anciano de 100 años, Allan Karlsson, decide marcharse de la residencia de ancianos en la que está, justo antes del comienzo de su fiesta de cumpleaños. En la estación de autobuses encuentra a un joven que le da a cuidar una maleta. Cuando está a punto de salir el autobús en que quiere montar Allan, este se monta y se lleva con él la maleta. Ahí comienzan una serie de despropósitos y situaciones difíciles de creer, hasta que Allan celebra su 101 cumpleaños… El resto, será necesario que leáis la novela para saberlo.

Esta es la típica novela que se lee con el simple objeto de pasar el rato. Y su objetivo lo cumple con creces, porque la verdad es que se lee en un suspiro y a ratos se saca la sonrisa e incluso la carcajada. La novela está montada siguiendo paralelamente la vida anterior de Allan y las peripecias suyas con la maleta y las personas que se va encontrando. En muchas de las ocasiones, la novela me recordó a Forrest Gump, ya que, como Forrest Gump, Allan se tropieza a lo largo de su vida con muchos dirigentes de distintos países. No me hubiera salido de ojo que se hubiera encontrado con el mismo Forrest por el camino. Por lo demás, la novela es absolutamente intrascendente.

En resumen, una divertida novela de lectura fácil y absolutamente intrascendente para leerla, por ejemplo, cuando se está de vacaciones. Mi nota: 8.

jonas-jjonasson

He leído el siguiente ejemplar: JONASSON, JONAS (2009). El abuelo que saltó por la ventana y se largó (Traducción de Sofía Pascual Pepe). Editorial Salamandra (Barcelona, 2013) ISBN 978-84-9838-416-1.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La Torre de Ordás – Florentino Agustín Pérez

Hoy os quiero presentar un libro un poco desconocido y que, entre otras cosas, relata en forma de romance una leyenda leonesa, la de la Torre de Ordás. Está escrito este librito hacia los años 20-30 del siglo pasado y publicado por el mismo autor. Pocos ejemplares debe haber circulando por esos mundos de Dios… El prólogo se debe nada menos que a D. Mariano Domínguez Berrueta, ilustre cronista de la ciudad de León.

El libro contiene el romance de la muerte de D. Ares, mozo omañés, a manos de su tío D. Pedro Suárez de Quiñones, adelantado de Castilla. D. Ares se opuso a que su tío levantara una torre sobre el lienzo de la muralla de León y por ello, D. Pedro le odia hasta el punto de tramar una argucia para asesinarlo. Así, las huestes de D. Pedro se encuentran con las de D. Ares a los pies de la Torre de Ordás, muriendo el sobrino y cumpliéndose la venganza del tío. Si no se supiera que se está leyendo un libro de comienzos del siglo XX, bien podría pensarse que se tiene entre las manos a otro ilustre leonés, pero del XIX, Enrique Gil y Carrasco. Por lo demás, no hay mucho más que destacar. El poema no dejar de ser un ejercicio de composición algo regular, tirando a malo.

Además de este poema, el librito contiene una serie de ripios más. Para mi gusto no son más que eso, ripios que no van a ningún sitio y que, como en el caso del poema sobre la Torre de Ordás parecen venidos de otros tiempos.

En resumen, un libro absolutamente prescindible, excepto si se quiere tener noticia de esta leyenda medieval leonesa. Mi nota: 3.

Nota: No he encontrado ninguna fotografía del autor, por lo que, para que no quede así de sosa esta entrada, pongo una foto de la Torre de Ordás, protagonista última del libro.

la-torre-de-ordas

El libro que he leído es el siguiente: AGUSTÍN DÍEZ, FLORENTINO. La Torre de Ordás. Edición propia, prologada por Mariano Domínguez Berrueta y con grabados de Santiago Eguiagaray.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Zumalacárregui (Episodios Nacionales, Tercera Serie, 1) – Benito Pérez Galdós

Como dije en la anterior entrada correspondiente al último episodio de la segunda serie Un faccioso más… y algunos frailes menos , D. Benito no tenía planeado continuar con sus Episodios Nacionales. Sin embargo, unos años después decidió retomarlos, probablemente por encontrarse con problemas económicos. Esta tercera serie está dedicada a las Guerras Carlistas (al menos a la primera y segunda) y lleva por título general Cristinos y carlistas, por el nombre con que eran conocidas cada una de las facciones de estas guerras.

José Fago, un sacristán carlista,  tiene que confesar a D. Adrián Ulibarri, alcalde de un pueblo, contrario a los carlistas. Pero es que D. Adrián es el padre de Saloma Ulibarri, la mujer con la que un día José Fago huyó del pueblo para deshonrarla y luego abandonarla. De esta forma tan romántica comienzan las aventuras de José Fago, personaje a través del cual podremos ir conociendo las acciones que llevó a cabo Zumalacárregui desde que se hizo cargo del ejército carlista, hasta su muerte en el sitio de Bilbao. José Fago es un personaje absolutamente atormentado por los remordimientos de su vida anterior, principalmente por haber abandonado a Saloma. Precisamente ese pesar le llevará desde la crisis de fe a combatir en uno y otro bando, para terminar siguiendo a Tomás Zumalacárregui hasta su lecho de muerte. José Fago es por esa lucha psicológica que tiene consigo mismo un personaje muy parecido al Juanito Santacruz de Fortunata y Jacinta.

Esta novela es un tanto liosa al pretender D. Benito contar más o menos fielmente los movimientos y principales batallas que se dan entre los dos ejércitos en liza. Por otro lado, las indecisiones de José Fago, dando tumbos de un lado a otro en busca de una quimera, tampoco ayudan a aclarar la novela. En resumen, una novela algo difícil de seguir, pero a la vez, una de las novelas más marcadamente psicológica de Galdós. Por otro lado, aunque ya tenemos claro que las ideas de D. Benito no son exactamente de corte conservador y, por lo tanto, ni remotamente se acerca al carlismo, no se deja de ver en la novela que el autor tenía en gran estima al general Tomás Zumalacárregui, tratado en la novela con mucho cuidado. Sin embargo, los ministros del gobierno en la sombra de D. Carlos María de Borbón y el propio “rey” son tratados aquí como si fueran realmente unos orates, llegando incluso a cargar excesivamente la mano en esto.

En resumen, una novela algo farragosa en su lectura, en la que seguimos la primera parte de la Primera Guerra Carlista y la lucha interior de su personaje protagonista, José Fago. Mi nota: 6,5.

Pérez Galdós

He leído la novela en el siguiente tomo: PÉREZ GALDÓS, BENITO (1898). Zumalacárregui (En Episodios nacionales, tercera serie I, Cristinos y Carlistas). Círculo de Lectores, S.A. ISBN: 978-84-672-2823-6.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

Misterio en el Caribe – Agatha Christie

No había leído nunca ninguna novela de Agatha Christie. Sí, ya sé… Eso era un manchón en mi currículo como comentarista literario, aunque sea aficionado. Por eso decidí leer esta que llevaba mucho tiempo rodando por las estanterías de mi pequeña biblioteca.

Y la verdad es que me ha decepcionado un poco. Porque uno espera una buena novela policíaca en la que la sagacidad del detective, junto con su valentía, le lleven a la resolución del caso. Pero no, la protagonista aquí es una setentona, Miss Marple, que no puede ejercer de valiente y que es tan inglesa, remilgada y empalagosa como sagaz.

Miss Marple está de vacaciones en un pequeño y lujoso hotel en Jamaica. Durante una conversación con el comandante Palgrave, este descubre que uno de los huéspedes es alguien distinto de quien dice ser. Esa misma noche, el comandante fallece en lo que parece que es un ataque al corazón, pues él tomaba pastillas para controlar la tensión alta. Pero esa primera suposición cambiará y pronto tendremos a Miss Marple haciendo veladas averiguaciones para intentar resolver el crimen.

Como he dicho, la novela me ha decepcionado un tanto. Y ahora me doy cuenta de por qué. El ambiente que nos describe la autora en la novela es el típico ambiente de la Commonwelth, es decir, el ambiente poscolonialista en el que los ingleses se siguen creyendo que son los amos del mundo y parece como si miraran a todos por encima del hombro; con las mismas costumbres victorianas que les sirvieron durante el siglo XIX para tener dominado medio mundo, sin darse cuenta que están a mitad del siglo XX. La verdad, un ambiente un poco decadente y trasnochado. Y por otro lado, el personaje protagonista, Miss Marple, deja mucho que desear, al menos desde mi punto de vista. Uno prefiere a personajes de novela negra como Marlowe o el forense Quirke. ¡Sobre gustos no hay nada escrito! Ahora, eso sí, la novela está muy bien para distraer un viaje en tren o avión.

En resumen, una novela policiaca con muchos clichés un poco pasados de moda y con un personaje principal que no es de mis favoritos. Mi nota: 5.

agatha-christie

He utilizado el siguiente volumen para su lectura: CHRISTIE, AGATHA (1964). Misterio en el Caribe (Traducción de Ramón Margalef Llambrich). Editorial Molino (Barcelona, 1965) (en colección Biblioteca Oro). No tiene ISBN.

Publicado en Libros | Etiquetado , , , | Deja un comentario