Demian – Herman Hesse

Está claro que Hesse decidió que su literatura no iba a ser una literatura al uso, y, en un mundo literario cambiante como era el de comienzos del siglo XX, quizá sea el autor más inquietante de su época, junto con Kafka. Esta novela, junto con El lobo estepario (ya comentada por mí en este blog) y Siddhartha, forma parte del grupo de novelas que se podrían calificar de “novelas filosóficas” de Hesse. Y tanto Demian como El lobo estepario se pueden calificar de novelas iniciáticas.

Demian en realidad fue titulada Demian: La historia del joven Emil Sinclair y publicada bajo el pseudónimo de Emil Sinclair. Por supuesto, como si de un juego literario se tratara, la novela está contada en primera persona. La novela nos relata el camino de introspección de Emile Sinclair, siempre guiado por su amigo Demian, presunto seguidor de la secta del cainismo, al igual que su madre, Frau Eva. A lo largo de sus páginas, las apariciones de Demian para guiar a Sinclair por su camino hacia el gnosticismo son muchas, incluso cuando ambos se encuentran lejos el uno del otro.

Como en El lobo estepario, Hesse nos cuenta el camino hacia la liberación de un personaje atormentado. No hay que darle muchas vueltas para pensar que este personaje es el propio autor. En la Europa entreguerras, todos debían sentirse un poco fuera de sitio, nadie debía saber qué camino escoger. Se pasó por épocas de desenfreno, como los felices 20, pero también de un gran desencanto, como los 30. Y la resolución de todos esos conflictos fue la II Guerra Mundial. En este caso, Emile Sinclair, el protagonista de nuestra novela, pasa por los mismos avatares. De ser un chaval atormentado por una mentira, a comenzar a plantearse que otras creencias son posibles,  bajo la influencia de Demian y posteriormente de un organista gnóstico, pasando por una época de alcoholismo. Y claro, como si de Europa se tratara, todo terminará en un enorme batacazo… Pero ya sabéis, si queréis saber cómo termina, pues a leerla.

En resumen, una obra fiel reflejo de la sociedad de su época, inmersa en la mayor angustia que haya podido pasar Europa. Una obra premonitoria, pues aunque su primera publicación fue en 1919, terminada la I Guerra Mundial, plantea muchos de los cruces de caminos que se siguieron en los 20 años siguientes. Mi nota: 7.

Herman HesseHe leído el siguiente tomo: HESSE, Herman (1919) [2008] (Trad. de Marco A. Garibay M.), Demian. Grupo Editorial Tomo, S.A. de C.V. (México D.F.) en Colección Clásicos Literatura.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s