Últimas tardes con Teresa – Juan Marsé

Esta es una de las novelas que le dio fama a Juan Marsé junto con La oscura historia de la prima Montse, Si te dicen que caí La muchacha de las bragas de oro. Como en las dos primeras, Juan Marsé nos da una visión de la Barcelona de los años 60. En este caso, además, nos adentra en la alta sociedad catalana, esa que pasa los veranos en su chalet de la Costa Brava y cuyos hijos, estudiantes todos en la Universidad, se dedican a coquetear con el comunismo y la lucha antifranquista.

El Pijoaparte, emigrado desde Murcia (de ahí su sobrenombre de pijo), vive en el Guinardó y se dedica al trapicheo, generalmente robando vespinos de los niños bien en Barcelona y vendiéndoselos a un viejo del barrio que se dedica a revenderlos en el mercado negro. Un día conoce a una señorita en una fiesta de alto copete en unos de los chalets de la zona del Parque Güell. Poco después se da cuenta de que la tal señorita no es sino la criada de una casa de burgueses y consigue entrar en su cama todos los días en el chalet de sus señores. Todo esto hubiera sido una historia normal si no fuera porque como consecuencia de un accidente de la criada, esta no vuelve en sí después de una noche con el Pijoaparte. Él se dedica a ir a verla todos los días y termina coincidiendo con Teresa, la hija de los señores.  El Pijoaparte y Teresa terminan teniendo una relación que durará todo un verano. Teresa es una chica muy de vuelta de todo y que va buscando algo, que ni ella misma sabe que es. El Pijoaparte piensa que lo que busca es perder la virginidad de una vez y dejarse de historietas con el sexo.

A través de la relación que mantienen los dos, vamos conociendo el círculo de amigos de Teresa y descubriendo que no son más que un montón de personas totalmente vacías, a pesar de que ellos piensan que son la crème de la crème. Incluso el Pijoaparte se contagia de ellos e intentará aparentar lo que no es, lo que le lleva a su ruptura con Teresa, a pesar que ambos están enamorados.

La novela está escrita con una prosa fácil de leer y en la que se mezclan la linea temporal actual con los recuerdos de cada uno de los tres personajes principales (Teresa, el Pijoaparte y la criada). Es esta la forma típica de narrar a partir de los años 70 y Marsé uno de sus mayores representantes. Por otro lado, como en muchas de sus novelas (se me ocurre, por ejemplo, Rabos de largartijaSi te dicen que caí), Juan Marsé nos da ciertos tintes autobiográficos a través de los personajes de sus novelas. Estoy convencido que Marsé tiene que ver mucho más de lo que se cree con el Pijoaparte…

En resumen, una gran novela que es necesario leer para conocer un poco el ambiente barcelonés de los años 60. Mi nota: 9.

juan_marse

He leído esta novela en un libro electrónico de libre disposición.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s