Cincuenta sombras liberadas – E.L. James

Bueno, pues llegamos a la última novela de la trilogía sobre el señor Grey de E.L. James. Y he de decir que esta es la novela que más me ha gustado, aunque seguramente sea la novela de las tres que más gente ha defraudado.

Me explico. Esta es una novela absolutamente de corte romántico y que sólo está aderezada pícaramente con alguna escena erótica. En la misma medida que la trama romántica de la historia entre Christian Grey y Anastasia Steel se va incrementando según avanza la trilogía, las escenas sexuales van dejándose diluir en la misma. Es como si la escritora se fuera dando cuenta que si el lector ha llegado hasta la página 700 (por poner un ejemplo), ya no necesita de los detalles escabrosos de la historia para tenerlo atrapado en lo que cuenta. Como si se fuera creyendo cada vez más que la historia que nos está contando merece la pena independientemente de los detalles obscenos que toda historia de amor tiene. Por eso entiendo que esta tercera parte puede causar una desilusión, justamente a aquellos lectores que esperaban que se mantuviera el tono de novela digna de La sonrisa vertical. Porque, como digo, la novela pierde ese tono.

Por otro lado, los personajes se enfrentan en esta tercera parte con el último conflicto en su historia de amor, conflicto que, por momentos, parece insalvable y que va a hacer que su matrimonio se quiebre. No vamos a decir si el conflicto se resuelve o no, que luego nos acusan de hacer spoiler, pero sí diremos que esta es, en ese sentido, la novela más apasionante de las tres.

Por otro lado la tensión narrativa se sigue manteniendo, utilizando los mismos recursos que hasta ahora ha utilizado la autora, como son, por ejemplo, el mantenimiento de conversaciones completas y muy jocosas a través del correo electrónico. Parece como si la autora ya estuviera palpando lo que iba a suponer para nuestras vidas la llegada de WhatsApp… (hay que pensar que la novela es de 2012, año en que dicha aplicación aún estaba en pañales). Otro de los grandes recursos descubiertos por la autora es que Anastasia nos cuente sus sentimientos y sus deseos a través de los distintos personajes que ella se imagina dentro de sí misma, como distintos perfiles de un mismo cristal.

Ahora bien, algo que nos queda muy claro es que la trilogía está pensada como una única novela, puesto que la trama narrativa no tiene ningún salto entre novelas, pareciendo cada una de ellas como si se pudieran poner yuxtapuestas. Por otro lado, otro de los detalles que nos llevan a pensar esto mismo es que la autora ha dado a la luz una nueva novela titulada Grey y que lleva por subtítulo Cincuenta Sombras contadas por Grey, esta sí en un único tomo.

En resumen, una buena novela romántica con algún toque erótico y que culmina una excelente trilogía que comencé a leer movido por el morbillo de saber qué era eso del “porno para mamás” y que terminó por engancharme. Mi nota: 8.

el james

He leído la novela en la versión ebook de Grijalbo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s