Entre visillos – Carmen Martín Gaite

En esta ocasión, al contrario de con la anterior novela de la autora conmentada por mí, Retahílas, Carmen Martín Gaite nos ofrece una novela coral, en la que las protagonistas son las chicas casaderas de una pequeña ciudad de provincias. Sospechamos que dicha ciudad es Salamanca, patria chica de la autora, aunque en ningún momento se habla de ella, ni siquiera se le pone un nombre, a modo del Vetusta de Clarín. Y es que no hace falta saber en qué ciudad se está, porque lo que nos relata la autora es la situación de esas mujeres en cualquier ciudad española de mediados del siglo pasado. Siempre a merced de sus padres, las costumbres, “el buen tono” y deseando escapar de eso para pasar a estar en manos de su marido.

La novela transcurre desde las fiestas de la ciudad, se puede pensar que son a comienzos de septiembre, hasta un poco antes de las Navidades. Y, a través de los diálogos de estas jóvenes nos va desgranando su pequeño mundo, encerrado entre las cuatro paredes de sus habitaciones y revelado a través de sus conversaciones “entre visillos”. Porque Carmen Martín Gaite maneja el diálogo como una absoluta maestra y los propios diálogos son los que nos van contando la historia.

Sólo dos personajes consiguen sobresalir de toda esta obra coral. Por un lado, Pablo, llegado a la ciudad en el mismo tren que los veraneantes que vuelven, y que se marcha en el mismo tren después de comenzar las vacaciones de Navidad en el instituto femenino donde da clases de alemán. En el otro extremo, Talia (o Natalia, como se prefiera), alumna de Pablo, medio enamorada de este y hermana menor de un trío de hermanas en la que la del medio, Julia, sufre ya desde novia los malos tratos de su novio, que la presiona para que se vaya a Madrid con él. Y es que estos dos personajes, a través de lo que escriben en sus diarios nos dan otra visión distinta de la acción. Pero, a la vez que la autora los pone en evidencia, no deja que se erijan en protagonista de la novela, dejándolos siempre en un segundo plano, porque el primer plano es el de todas esas jóvenes veinteañeras con anhelos de casarse para salir de dabajo de la bota dictatorial de sus padres y ponerse debajo de la de sus maridos.

Una gran novela coral que describe de manera magistral el ambiente de la juventud femenina de mediados de siglo en una ciudad de provincias. Mi nota: 9,5.

Carmen Martín Gaite

La edición que he usado es la siguiente: Entre visillos; Colección Las mejores novelas en castellano del siglo XX (El Mundo); ISBN: 84-8130-321-6. 2001.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s