Cincuenta sombras de Grey – E.L. James

Creo que con esta entrada voy a echar por tierra alguna que otra idea preconcebida, así como hacer que se rasgue las vestiduras cual levita del templo más de uno… Pero ¡¿quién dijo miedo?! Además, si no escribo sobre lo que me da la gana en mi blog, mejor lo cierro, ¿no?

Primera idea preconcebida: La trilogía Cincuenta sombras es sólo para mujeres… Yo creo que no, que más de un marido ha leído alguna de las novelas o que, aunque furtiva, ha echado una ojeada a alguna de las novelas… Incluso es posible que alguno se haya puesto “flamenco” leyendo alguna escena. ¡Vamos reconocedlo!

Segundo cliché: Son novelas eróticas que no tienen nada de sustancia… A mí, lejos de parecerme una novela en la que toda la trama sirve de pretexto a las escenas sexuales, me parece que tiene un sentido. Además, aunque es cierto que tiene escenas explícitas de sexo, también las tienen las novelas de Harold Robbins, o las del Marqués de Sade, y nadie se ha alarmado.

La novela comienza con Anastasia Steel yendo a entrevistar a uno de los más grandes multimillonarios de EE.UU.: Christian Grey. Aquí comienza una historia de amor en la que se mezcla el descubrimiento del sexo por parte de Anastasia con el deseo de poseerla por parte de Christian. Anastasia, una chica no muy agraciada según ella, pero que tiene algún encanto oculto que Christian Grey es el primero en descubrir. Christian, por su lado, es una persona llena de luces, pero también de sombras, que le han hecho convertirse en un Amo Sádico. Esa es la trama que alguien que no pasa de las solapas del libro puede ver.

Pero la novela es, bajo mi punto de vista, algo mucho más pleno, literariamente hablando. Anastasia está perdidamente enamorada de Christian y, si es necesario ser su esclava sexual para que este la ame, lo va a ser. Por su lado, la atracción de Christian hacia Anastasia es tan fuerte que hace que este, acostumbrado a que sus relaciones con las mujeres sean puro intercambio de placer sadomasoquista, intentará por todos los medios acercarse a Anastasia y darle ese “más” que ella necesita. Es decir, tenemos una especie de “atracción fatal” que puede llevar a sus protagonistas a la autodestrucción… ¿O no? Es posible, pero si queréis saber más, pues leed la novela. Aunque seáis hombres y penséis que es sólo para mujeres… Os sorprendería lo que puede enganchar esta novela aunque uno tenga quince centímetros de más entre las piernas… 😉

Una gran novela, a pesar de todo lo que sobre ella se ha escrito, y a pesar de que parece que esté escrita por dos personas distintas, ya que a partir del primer encuentro sexual de Christian y Ana se le añade una chispa radiante y graciosa a la novela con el juego interno de Anastasia y su “diosa interna” y su conciencia… Mi nota: 8.

el james

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s