Napoleón en Chamartín (Episodios Nacionales, 1ª Serie, 5ª Novela) – Benito Pérez Galdós

Después de una larga temporada dedicada a otras series, volvemos a comentar una novela de las 10 que constituyen la Primera Serie de los Episodios Nacionales. En ella encontramos a nuestro personaje Gabriel Araceli de vuelta en Madrid, en la compañía de aquellos que había dejado para bajar a Bailén en compañía de D. Luis de Santorcaz. 

En este caso, el momento histórico que nos relata la novela es la entrada en Madrid de Napoleón para establecer a su hermano José Bonaparte como rey regente de España, en su nombre. Naturalmente, el pueblo se levanta, pero esta vez, es aplastado por el ejército francés, ayudado por los traidores afrancesados que están dentro del mismo Madrid. Uno de ellos serán Santorcaz, que será nombrado jefe de la policía y pondrá todo su empeño en arrestar a Gabriel, pues ya sabemos que Gabriel está en posesión de un secreto muy importante para Santorcaz… Por otro lado, podemos escuchar los rumores que en la propia ciudad se expanden sobre el primer sitio de Zaragoza y Gerona. España entera está en contra de los franceses y ya no es solamente una parte (Madrid o Bailén), si no el grito de todo un pueblo en lucha por su independencia y proclamando a su rey legítimo, Fernando VII.

En medio de toda esta trama histórica, D. Benito sigue relatándonos la trama paralela de los amores de Gabriel e Inés. Sabido por Gabriel que Inés está de vuelta en Madrid, intenta verla de alguna forma, pero no lo consigue, Por su parte, Amaranta inventa mil y una historias para evitar que Inés siga enomorada de Gabriel, llegando incluso a “matarlo”. Sin embargo, el demonio quiere que Gabriel entre de nuevo en casa de la condesa, de la mano de un clérigo amigo de la casa. Esto propiciará que Amaranta le llegue a proponer a Gabriel incluso un puesto en el Perú a cambio de su desaparición total.

Por otro lado, tenemos al Conde de Rumblar, prometido de Inés, según sabemos por Bailén, y mal aconsejado por Luis de Santorcaz. De esta forma, todo se cierne sobre Gabriel para hacerle caer preso de los franceses y condenado a la expatriación, mientras, después de caído Madrid, Napoleón sienta sus reales en la ciudad.

D. Benito aprovecha este “descanso” en la narración de los hechos históricos para dar un paso hacia adelante en la narración de los amores de Gabriel e Inés, introduciéndonos, de paso, en la atmósfera del momento, que propiciará la heróica defensa de Zaragoza y Gerona, que nos comentará en las dos siguientes novelas. Para mi gusto, esta es una novela de transición hacia las otras dos que comento. Mi nota: 7,5.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s