El sobrino del mago (Las crónicas de Narnia, I) – C.S. Lewis

Me llamó mucho la atención cuando tuve la ocasión de ver la primera película de “Las Crónicas de Narnia”. Bueno, a decir verdad me interesó mucho. Por eso, y porque mi sobrina tenía las crónicas completas (antes de ahora, no hubiera sido un libro que yo comprara), decidí ponerme a leerlo. Y el resultado ha sido satisfactorio.

Como todo el mundo sabe, “Las crónicas de Narnia” se compone de 7 novelas y hay dos formas de ordenarlas. La primera y la que nadie suele recomendar, es la que las ordena según la fecha de aparición. Esto haría que “El león, la bruja y el armario” fuera la primera novela. Pero dicen que un niño inglés, lector de las crónicas, escribió a C.S. Lewis diciéndole que él pensaba que el orden era otro. Y el autor le contestó que tenía razón y que sería buena idea leerlas en ese orden. Este es el orden admitido por la mayoría de las editoriales, y comienza con “El sobrino del mago”. Este es el orden que yo voy a seguir en la “crítica” de estas novelas.

Esta primera novela nos relata la creación del mundo fantástico de Narnia, en el que todos los animales hablan y que está habitado también por seres míticos de la mitología clásica. Es curioso que, mientras que su amigo y colega J.R.R. Tolkien tomara la mitología céltica y germánica para poblar el mundo de la Tierra Media, C.S. Lewis eligiera la mitología romana y griega. Eso nos da dos mundos absolutamente distintos, pero en los que en ambos tiene lugar la eterna lucha entre el bien y el mal.  Y en esta lucha siempre tiene que haber un personaje que interprete el papel de la maldad más despiadada. En este caso, este peso recae sobre la bruja Jadis, proveniente de un mundo en decadencia, que ella misma ha destrozado.

Me parece muy bonita la forma en que C.S. Lewis nos crea el mundo de Narnia a través del soplo de Aslan. Es una alegoría muy interesante sobre la creación de nuestro mundo. Baste recordar que, según la creencia cristiana, el hombre se creó a partir de barro moldeado por Dios y su soplo de vida.

En fin, no quiero desvelar mucho de la novela, que luego me acusan de hacer spoilers, y no quiero. Si queréis leer la novela, pues mejor. Es una novela cargada de magia, aventuras y buena literatura y muy fácil de leer. Merece aparecer entre las buenas novelas para niños que los mayores deberíamos leer a menudo, tales como “La historia interminable”, “El principito” y alguna más que no me viene a la memoria.

Mi nota: 10.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s