El 19 de marzo y el 2 de mayo (Episodios Nacionales – 1ª Serie – 3ª Novela) – Benito Pérez Galdós

Después de las vicisitudes pasadas por nuestro Gabrielillo, lo encontramos convertido en un aprendiz de imprenta y con Inés y su tío clérigo en Aranjuez como capellán allí. El puesto, como ya sabemos por la novela anterior (ver La corte de Carlos IV en este mismo blog), se lo ha conseguido Amaranta (o la Duquesa, como prefiramos llamarla). Debido a esto, Gabriel va a ser testigo directo de los acontecimientos de lo que se dio en llamar El motín de Aranjuez, por el que Fernando VII pasó a ser rey de España tras la abdicación de su padre Carlos IV. Estos levantamientos “populares” (según nos cuenta el propio Gabrielillo, están instigados por la nobleza descontenta) también trajeron consigo la caída de “El Príncipe de la Paz”, Godoy.

Una vez concluido el motín, Gabrielillo puede salir de Aranjuez y vuelve a Madrid, donde se pone a trabajar como sirviente en la casa de los tíos de Inés, que se han hecho cargo de ella. Por esta circunstancia va a ser testigo de una de las jornadas más heroicas del pueblo de Madrid: El 2 de mayo. Enredado en la trama del acontecimiento, no tendrá más remedio que tomar parte activa en él, siendo uno más de los que se alzaron contra las tropas francesas aquella memorable fecha. Gabrielillo será testigo del asalto al cuartel de artillería en el que Daoiz y Velarde se convirtieron en los más memorables héroes que este país ha tenido nunca. Así mismo, verá la masacre que los franceses provocaron en la Plaza Mayor y será protagonista incluso de los fusilamientos de la Moncloa…

Está claro que Don Benito está interesado en la hilación de la historia y cómo unos sucesos nos llevan a otros, incrustando en ellos con gran maestría la historia humana de nuestro, ya querido, Gabrielillo. Precisamente por ello, porque no puede dedicarle 400 y pico páginas a los dos días (día y medio en realidad) del 2 de mayo, no encontramos un cuadro de este gran acontecimiento histórico como en la novela de Pérez-Reverte (Un día de furia). De todas maneras, no puedo quitarme de la cabeza que quizá alguno de los personajes populares que Pérez-Reverte nos cuenta en su historia sea heredero de los de Don Benito… Habría que echar un vistazo posterior para cerciorarse. Lo que sí que está claro es que cuando uno lee ambas, siente unas tremendas ganas de ponerse a matar franceses allá por donde vaya, por si acaso vuelven a hacer de las suyas…

Una gran novela de Don Benito Pérez Galdos. Mi nota: 9.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s