Las cerezas del cementerio (Gabriel Miró)

 Este autor es otro semi desconocido de los libros de texto, aunque, al contrario que Max Aub, en este caso (en esta novela en particular), el olvido es perdonable. Se trata de otro autor realista más, seguidor de Blasco Ibáñez y, como él, valenciano. Como Blasco, la novela se desarrolla en Valencia o alrededores, pero, al contrario que Blasco, es una novela insulsa, lenta y que no tiene sustancia alguna. No me puedo explicar como el prologuista de la misma es capaz de alabarla. Sólo son unas 180 páginas que me ha costado leer una eternidad. No merece la pena ni siquiera comentar el argumento.
 Mi nota: 3.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s