El juego del ángel (Carlos Ruiz Zafón)

  Carlos Ruiz Zafón intenta sorprendernos de nuevo con otro pseudo-thriller sobre un libro y su escritura, como su anterior novela ("La sombra del viento"). El caso es que cualquier parecido con la novela anterior es pura coincidencia. Todo lo bueno que tenía "La sombra del viento" se ve en "El juego del ángel" tamizado por un velo de mediocridad y, en algún caso, de intento de copiar estilos de otros escritores. Y es que Carlos Ruiz Zafón se deshace intentando mantener el clima de su anterior novela en esta, de la que lo único salvable es la trama, algo intrigante. Todo lo demás no es más que un manido recurso de intentar encontrar la piedra filosofal que había encontrado en "La sombra del viento" y que ha debido perder. No se encuentra el gran gusto por el lenguaje que se encontraba en "La sombra del viento", los personajes aparecen todos desdibujados, incluso el protagonista, David Martín… Y además, el autor intenta imitar el inimitable humor de Eduardo Mendoza (sus novelas "El laberinto de las aceitunas" y "El misterio del tocador de señoras" son un gran alarde de humor, con un presonaje que es un anti-héroe cabal) en algunos de sus diálogos entre David e Isabella, pero no llega ni a rozar la suela del zapato de Mendoza.
  La acción se sitúa unos veinte años antes que "La sombra del viento" y en ella también vuelve a aparecer el Cementerio de los Libros Olvidados. Esta vez es el abuelo del protagonista de "La sombra del viento", el librero Sempere, quien lleva a David a que guarde allí su obra. Sí, tanto Sempere padre (abuelo de Daniel, el protagonista d "La sombra del viento"), como Sempere hijo (en "La sombra del viento", el padre de Daniel), así como Isabella (madre, ya fallecida en "La sombra del viento", de Daniel) son los personajes que enlazan una y otra novela. Pero ahí es donde acaba toda correspondencia.
  En resumen, cuando abrí la primera página de "El juego del ángel" la ilusión era mucha, pues la anterior novela la tengo entre las mejores que he leído nunca. Cuando he acabado (¡por fin!) de leerlo, el alivio ha sido muy grande. ¿Podéis creer que tenía ganas de acabarlo, y no precisamente por ver qué pasaba al final?
 
  Mi nota para esta novela sería de un aprobado raspado, y eso porque el autor de "La sombra del viento" se merece subirle la nota un poco. ¡Espero que en la próxima novela no me desilusione tanto!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s