Un millón de muertos (José María Gironella)

     Esta novela es la segunda de la trilogía que el autor dedicó a la Guerra Civil Española. La novela anterior es "Los cipreses creen en Dios" y la siguiente es "Ha estallado la paz". José María Gironella trata en dicha trilogía de dar una visión imparcial de la guerra civil. La primera novela (Los cipreses…) la dedica a la pre-guerra, en concreto a la época de la II República Española. La novela de la que estoy hablando, "Un millón de muertos", la dedica a la guerra civil por completo.
 
     Hay que comentar que el hilo argumental que une las tres novelas son peripecias que le suceden a una familia de clase media de la ciudad de Gerona, los Alvear, en concreto, al hijo mayor de la familia, Ignacio Alvear. Aunque esta afirmacióin es cierta para toda la trilogía, en esta segunda novela, ese enfoque en una familia en concreto se difumina un poco. De esta forma, nos encontramos con la típica novela coral en la que el principal protagonista es, precisamente, la unión de todos los personajes de la misma. En este caso, podemos decir sin temor a equivocarnos que el principal protagonista de "Un millón de muertos" es la propia España.
 
     Con el ánimo de ser lo más imparcial posible, Gironella nos hace peregrinar de un frente a otro, de una localidad a otra de la geografía peninsular para relatarnos las vicisitudes de cada uno de los muchos personajes de la misma. Sin embargo, casi todos los personajes principales (Ignacio Alvear, su familia, Mateo, Marta…) pertenecen al bando "nacional", lo que hace que se adivine hacia dónde quiere orientar al lector el escritor. Además, a la gran mayoría de los personajes de la zona "roja", el propio autor ya nos los había pintado en la anterior novela de una forma que nos los hacía ver como un poco "antipáticos", cuando menos. 
 
     Pero esta peculiariedad no hace que la novela pierda en absoluto interés. Como si la pluma del autor fuera un delicado bisturí con el que desgranar los momentos históricos que se vivieron en esos tres años de la reciente Historia de España, somos capaces de sentir el pulso de la guerra a través de las páginas de la novela, por otro lado, muy documentada al respecto. Además, algo a agradecer en el autor, los personajes de la novela o son más que meros espectadores de dichos acontecimientos, a lo sumo participantes anónimos de los mismos, como cualquier otra persona que viviera el conflicto. El autor no hace que sus personajes vean la Historia de cerca, como podría hacer si quisiera, p.e. haciendo a Ignacio Alvear camarero de Franco (por decir algo). La guerra es el trasfondo en el que todo sucede, y nuestros personajes son partícipes de la ella, de la misma forma que lo fueron los millones de españoles que participaron en la misma.
 
    Para finalizar, comentaré que, aunque la novela es especialmente extensa, no es muy densa y su lectura es muy fácil, debido a la cotidianidad de la mayoría de las acciones paralelas que cuenta. En suma, una novela muy interesante y cuya lectura recomiendo, eso sí, habiendo leído previamente "Los cipreses creen en Dios", novela que la antecede y sin la cual, muchos de los personajes que aparecen en "Un millón de muertos" nos son desconocidos.
 
    Mi nota para esta novela sería de un notable.
 
   Hasta la próxima
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s